Combatir la corrupción de manera segura en la frontera norte|Relatoría

Silber Meza.- En un país como México, considerado uno de los más violentos e inseguros para el ejercicio de la libertad de expresión en el mundo, parecía una pregunta imposible de descifrar: ¿cómo combatir la corrupción de manera segura? Para eso se organizó un panel con ese nombre el 21 de junio en Hermosillo, Sonora.

Fue el foro número cinco que forma parte del Border Hub, un programa de periodismo de investigación y datos que busca generar impacto en la frontera norte de México y sur de los Estados Unidos liderado por el International Center for Journalist y el Border Center for Journalist and Bloggers. La logística la realizó Iniciativa Sinaloa A.C., organización que forma parte del proyecto fronterizo.

Se invitaron a periodistas y activistas que conoce la línea fronteriza. Han hecho trabajo de campo y estudio de casos. La mayoría ha residido ahí buena parte de sus vidas.

En el panel estuvieron Jorge Luis Sierra, presidente del Border Center for Journalist an Bloggers y director del Border Hub, con residencia en Texas;  Juan Manuel Ramos, activista director de Redes Quinto Poder IDEA, en Monterrey, Nuevo León; Reyna Haydee Ramírez, periodista líder de la Red Sonora de Periodistas; Itzia Miravete, coordinadora de Documentación y Seguimiento de Casos de la organización de trabaja por la libertad de expresión Artículo 19 México y Centroamérica; y Daniel Rosas, periodista de El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas. La moderación estuvo a cargo de la periodista de investigación de Iniciativa Sinaloa, Miriam Ramírez.

La moderadora soltó las primeras preguntas generales para los cinco panelistas: ¿qué se tiene que hacer para combatir la corrupción de forma segura?, y ¿qué prácticas debemos de evitar y erradicar?

Jorge Luis Sierra expuso que ante la impunidad rampante que se vive en México, en la línea norte fronteriza y por la debilidad de sus instituciones los periodistas y activistas tienen que planear desde el principio sus protocolos de seguridad personalizados, y es que en la frontera no existe un solo lugar donde un investigador de casos de corrupción pueda sentirse seguro. 

"Más bien es la necesidad de reducir el riesgo hasta un nivel aceptable para continuar", atajó frente a un auditorio de más de 50 personas integrado por activistas, académicos, periodistas, servidores públicos, emprendedores y ciudadanía en general.

Itzia Miravete, de Artículo 19, coincidió en la necesidad de los protocolos y añadió el trabajo de análisis de riesgo, es decir, que se estudie el contexto en el que se desarrolla la investigación, en lo local, nacional e internacional y con base en ello se implementen medidas para que la vulnerabilidad se convierta en una capacidad a través de aliados en tu trabajo, organizaciones, redes, entre otros. Cuando se investiga corrupción, ejemplificó, existe un costo político para los funcionarios involucrados, este factor se diferencia del narcotráfico donde no existe este costo político.

Reyna Haydee afirmó que ella ya utiliza sus propios protocolos de seguridad. Entre sus recomendaciones se hallan las de buscar aliados en diferentes ámbitos: periodistas, abogados, buenos funcionarios (que sí existen, subrayó). La periodista sonorense que durante años fue corresponsal del diario Reforma en su estado y en Baja California Sur advirtió que por más tentadoras que sean las filtraciones de datos se debe de tener mucho cuidado y no confiar rápidamente porque siempre hay un interés de fondo que puede generar problemas, sobre todo en lugares como Sonora, donde hay mucha corrupción.

"Levantar una puntita (de corrupción) representa un riesgo muy grande para muchos de nosotros: perder el trabajo, no publicar en ningún lado, amenazas que te tengas que ir de tu país o que te puedan matar", reconoció.

Daniel Rosas, jefe de investigaciones especiales del periódico El Mañana, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, reclamó que buena parte de los periodistas no entraron al oficio con la idea de que iban a enfrentarse a una situación de seguridad tan complicada: "nos metieron, fuimos casi empujados". Muchos pensaban que cubrirían temas de economía, por ejemplo, pero de repente se encontraron en un problema tremendo de crimen organizado. Su estado, Tamaulipas, defendió, es un lugar muy bello que tiene playas, montañas hermosas, reservas de la biósfera "y todo este paraíso se convirtió en una locura de sobrevivir". El estado perdió una década de productividad y buena parte de la población migró a Estados Unidos: "Hemos aprendido a golpes y a fregadazos... aprender a no ser un superman". 

Entre las recomendaciones de seguridad para periodistas sugirió publicar fuera del espacio local para tener un megáfono que ayude a la resonancia, incluso intercalar textos con medios de zonas distintas: que un tema de Sonora lo publique un medio de Tamaulipas o al revés, o que se dé a conocer en la Ciudad de México o en los Estados Unidos.

Juan Manuel Ramos, de la organización regia Redes Quinto Poder IDEA, recordó una frase que le sembraron tiempo atrás: "la clase política es muy vengativa", por eso trata de revelar sus estudios relacionados al tema anticorrupción en alianza con otras organizaciones civiles e incluso medios de información. 

La segunda pregunta a los cinco panelistas fue con la intención de que contaran algún caso de éxito de cobertura segura en temas de corrupción. 

El experto en temas de seguridad, Jorge Luis Sierra, recordó que hace poco acompañó el protocolo de seguridad de unas reporteras en Venezuela. Ellas querían demostrar que la campaña de pacificación anunciada por el gobierno era en realidad una campaña de ejecuciones extra judiciales. La hipótesis sostenía que que lo que buscaba el gobierno era eliminar a un grupo de pandillas criminales para colocar a otro en su lugar que era aliado de las fuerzas oficiales. Antes de entrar a la zona de conflicto para obtener testimonios trabajaron con las reporteras, planearon qué transporte tomarían, la ropa que vestirían, el equipo de trabajo que iban a utilizar, los tiempos de los traslados de vuelos, los automóviles y los hoteles que utilizarían. 

Una parte del equipo entró a la zona y salió con bien y con los testimonios que necesitaban, otro tuvo que abortar la cobertura porque había mucha violencia en el ambiente. Al final el reportaje se publicó y ha ganado varios premios internacionales.

La defensora de derechos, Itzia Miravete, recordó un caso que le contó el periodista Rafael Cabrera, coautor del multipremiado reportaje La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto. Lo rememoró para citar otro trabajo del equipo de investigaciones donde participaba con Carmen Aristegui, el del ex líder del PRI de la Ciudad de México, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Al señor se le ligó a una red de prostitución dentro de su partido, y para ello una chava del equipo de investigación se hizo pasar por solicitante de empleo. Ella mantenía una grabadora escondida con la que pudo registrar la información a denunciar.

El éxito se dio porque la joven tuvo todo el tiempo acompañamiento del equipo, logró salir con bien y nunca se descubrió su identidad.

La sonorense Reyna Haydee Ramírez contó que un grupo de reporteros fueron a cubrir la instalación de una estación de servicio de gas que no tenía autorizaciones legales para operar. Pero al llegar se encontraron con personas con armas y los rostros cubiertos que no les permitieron tomar fotografías y las amenazaron. Ellas lograron salir ilesas del sitio, sin embargo regresaron acompañadas de una patrulla de policías que les permitió tomar fotografías y exponer el trabajo en medio de un clima de alta violencia.

En el periódico El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas, contó Daniel Rosas, publicaron que una empresa de un amigo del alcalde se vio favorecido con contratos. Documentaron bien la investigación, le dieron derecho de contraparte previo a la publicación y se asesoraron en materia de transparencia antes de dar a conocer el trabajo. 

"Lo que hicimos fue tratar de blindar el reportaje: documentar, dar la voz antes de que se publicara", dijo.

Aún así, el empresario los demandó en cuatro ocasiones por una cantidad de 80 millones de pesos, pero nunca dijo que la información había sido falsa.

Las demandas las han ido ganado poco a poco con ayuda de equipos de abogados de organizaciones civiles aliadas en la Ciudad de México.

En Nuevo León, Redes Quinto Poder IDEA lanzó la campaña #QueSirva, contó Juan Manuel Ramos. Una estrategia para que los candidatos a cargos de elección popular fueran perfiles funcionales para la democracia.

Con la campaña demostraron que el gobernador de Nuevo león, Jaime Rodríguez Calderón, alias El Bronco, había colocado como candidatos a personas cercanas a él a través de trampas en el procedimiento. Además documentaron las faltas de diputados de la Legislatura 2015-2018. En total fueron mil 438 inasistencias. Entre los faltistas había 25 que querían ser reelectos. Esto ayudó mucho a que se diera a conocer el perfil de futuros representes, y que la población votara con más información.

La estrategia acompañada y documentada de la organización permitió que no hubiera agresiones.

***

El siguiente bloque del foro se trató de preguntas dirigidas a cada panelista. 

El primer cuestionamiento fue para Reyna Haydee y su contexto local en Sonora, un estado crispado por acusaciones de corrupción del sexenio pasado: ¿cómo combatir la corrupción con un entorno político tan adverso?

La integrante de la Red Sonora de Periodistas mencionó que el cambio de gobierno que se dio en lo federal puede ayudar a que fluya más la información, así como la incorporación de ciudadanía en puestos oficiales, sin embargo previó un ambiente muy complejo en lo electoral porque se cree que podría haber un nuevo cambio de partido en el poder estatal.

Como autocrítica gremial, la periodista dijo que en Sonora el reportero ha aceptado la censura y la autocensura, pero cree que con el apoyo de organizaciones internacionales puede haber condiciones para romper este paradigma.

"Los periodistas en Sonora tenemos una gran deuda con la sociedad. Nos ha faltado perder el miedo que nos han impuesto y romper la autocensura o la censura", comentó, y añadió un consejo para los periodistas, activistas y empresarios críticos: tengan todos sus impuestos y documentos en regla porque es el primer lugar por donde presionará la autoridad.

Para Daniel Rosas, de El Mañana de Nuevo Laredo, la pregunta lanzada fue: ¿cómo hacer periodismo contra la corrupción en Tamaulipas? Y es que el estado fronterizo es conocido por ser una de las entidades en México con las instituciones más debilitadas y con nexos profundos entre el narcotráfico y la política. 

El tamaulipeco respondió que la corrupción existe en todo el mundo, pero el problema mayor que viven es la impunidad: no hay castigos para los corruptos. Ante este escenario el investigador tiene que ser muy riguroso en su trabajo y pedir aliados externos.

A Juan Manuel Ramos se le preguntó: ¿qué se tiene que hacer para investigar casos de corrupción donde se involucran a empresas poderosas? Se le hizo el cuestionamiento por vivir y trabajar en Nuevo León, la zona de mayor poder empresarial de México.

Mencionó que en su tierra ocurrió un caso importante: la instalación de la planta de coches Kia Motors, durante el gobierno de Rodrigo Medina: "el gobierno le dio terrenos, aplanaron terrenos, desmontaron terrenos y se los dio listos. Y las empresas que dieron estos servicios eran cercanas a Rodrigo Medina".

Hubo muchas presiones de sectores poderosos dentro y fuera del gobierno, y al final no se sancionó de fondo a la empresa ni al ex gobernador Medina.

Itzia es la coordinadora de Documentación y seguimiento de casos de Artículo 19 México y Centroamérica, por eso se le cuestionó sobre la relación que existe entre coberturas sobre tópicos de corrupción y las agresiones a periodistas y defensores.

Ella nos mostró cifras de 2018, y explicó que de 544 casos de agresión registradas, 351 tenían que ver con corrupción y política, y de éstas, 98 se dieron en el norte de México, es decir el 18 por ciento. 

El año pasado en Baja California documentaron 20 casos, 9 de ellos por investigar corrupción y política; en Tamaulipas fueron 6 casos, 3 por corrupción y política; en Sonora fueron 11 casos, 9 por trabajos vinculados a corrupción y política; en Nuevo León fueron 3 casos, los 3 fueron por corrupción y política; en Coahuila documentaron 47 casos, y de éstos 42 por corrupción y política; y en Chihuahua registraron 11 casos, 9 por corrupción y política. 

"No es un panorama nada alentador", lamentó.

La activista mencionó que en estas zonas existe un factor de riesgo importante porque hablar de corrupción política puede estar muy vinculado al narcotráfico.

En el cierre de las intervenciones del panel, y antes de pasar a las preguntas y respuestas del público, Jorge Luis Sierra afirmó que en la frontera se gesta un movimiento de periodistas que decidieron responder ante las agresiones de los actores del poder, y lo hicieron por medio de organizaciones como la Red de Periodistas del Noreste, la Red de Periodistas de Ciudad Juárez y la Red Sonora de Periodistas, así como como esfuerzos importantes en Baja California Sur.

"Hay un resurgimiento en la frontera", sentenció.

Estas organizaciones se han integrado al Border Hub y para todos representa nuevas posibilidades.

"Yo quisiera responder con un tono de esperanza y positivo que energice el esfuerzo y que representa una luz al final del túnel", añadió el presidente del Border Center for Journalist an Bloggers y director del Border Hub.

Ver el vídeo del evento aquí

Etiquetas:

SIGUE LEYENDO

Fotografía: Río Doce

El Poder Judicial entrega versión pública del caso contra el ex secretario de Salud de Sinaloa

La información que entregó el Poder Judicial vía Ley de Transparencia se obtuvo a través de una solicitud de información pública con número de folio 00879619 elaborada por esta organización civil.

Leer más

Secretaría de Transparencia inicia investigación tras testimonio de Testigo Social

Es la primera vez que un Testimonio provoca la apertura de un expediente administrativo, lo que consideramos un logro para la figura del Testigo Social y para la participación ciudadana en Sinaloa.

Leer más

CBAP |  hp0-s42 |  70-462 |  640-916 |  cisa |  200-125 |  70-462 |  400-051 |  70-486 |  70-486 |  100-105 |  IIA-CIA-PART3 |  200-120 |  cas-002 |  102-400 |  hp0-s41 |  300-101 |  70-480 |  IIA-CIA-PART1 |  70-346 |  210-260 |  070-347 |  70-410 |  400-051 |  IIA-CIA-PART1 |  102-400 |  70-346 |  210-260 |  70-534 |  cism |  IIA-CIA-PART3 |  300-206 |  640-916 |  210-260 |  cism |  300-115 |  300-208 |  1z0-809 |  EX200 |  352-001 |  pmi-rmp |  810-403 |  1z0-809 |  200-125 |  1z0-062 |  cca-500 |  070-347 |  300-115 |  EX200 |  640-916 |  cism |  EX200 |  70-417 |  70-486 |  70-980 |  70-533 |  352-001 |  1V0-605 |  CBAP |  300-135 |  pmp |  300-135 |  70-347 |  1Z0-434 |  cca-500 |  70-534 |  210-260 |  70-534 |  70-486 |  210-065 |  1V0-605 |  400-051 |  210-260 |  200-120 |  CISSP |  sy0-401 |  IIA-CIA-PART3 |  200-120 |  352-001 |  cissp |  70-480 |  gcih |  70-346 |  1z0-809 |  352-001 |  gpen |  101 |  CISSP |  2v0-621

Tel. (667) 716 01 97
Av. Álvaro Obregón Norte 623 Local 11.
CP: 80000, Colonia Centro.
Culiacán, Sinaloa.