Congreso utilizó recursos de gestión social para empresas fantasma

Congreso utilizó recursos de gestión social para empresas fantasma
Nota por: Miriam Ramírez / Iniciativa Sinaloa, A.C.

Entre 2014 a 2018, a lo largo de dos legislaturas, en el Congreso del Estado de Sinaloa se pagaron 14 millones de pesos a 38 empresas que fueron boletinadas por el Servicio de Administración Tributaria por simular operaciones fiscales.

De entre casi mil facturas revisadas destacan aquellas utilizadas para adquirir sillas de ruedas, lentes oftálmicos, uniformes y equipo deportivo, despensas, cobijas y cobertores, compras que los legisladores realizan con recursos asignados para la gestión social.

También sobresalen pagos por cursos, asesorías, consultorías, obras de remodelación en diferentes áreas del congreso local y hasta el desarrollo de una aplicación móvil para el sistema de votación electrónica.

 

Las facturas emitidas por 38 empresas boletinadas por el SAT se realizaron en periodos que corresponden a la LXI y la LXII legislatura, la primera presidida por Jesús Enrique Hernández Chávez entre octubre de 2013 y septiembre de 2016 y la segunda que transcurrió de octubre de 2016 a septiembre de 2018 y fue encabezada por Irma Tirado Sandoval y Víctor Godoy Angulo.

El ejercicio del gasto en ambas legislaturas coincide con los patrones de contratación que se detectaron en el gobierno estatal, pues las empresas más beneficiadas desde el Poder Ejecutivo también fueron las favoritas del Legislativo. Cuando llegó el cambio de gobierno en 2017, los proveedores consentidos también cambiaron en ambos poderes.

La mayor parte del gasto detectado corresponde a la LXI legislatura con casi 700 facturas emitidas entre marzo de 2015 a julio de 2016, por montos que en suma alcanzan los 12 millones 770 mil pesos. Poco más de la mitad de estos recursos, unos seis millones de pesos se entregaron a una red de empresas fantasma relacionadas entre sí que operó también en el gobierno estatal de Mario López Valdez.

Doce empresas de esta red que están relacionadas entre sí por tener los mismos accionistas, fechas de creación y compartir domicilios fueron contratadas por el congreso local para brindar servicios como la compra de despensas navideñas, remodelaciones a oficinas de los legisladores, capacitaciones de contabilidad gubernamental y cursos para personal administrativo.

 

En la siguiente legislatura LXII, que inició en octubre de 2016 y concluyó en septiembre de 2018, los proveedores cambiaron pero de igual forma coincidieron con los mismos proveedores que en ese momento estaba contratando el gobierno estatal a cargo de Quirino Ordaz Coppel.

En la legislatura LXII el gasto relacionando con empresas fantasma se redujo considerablemente. En el periodo revisado se encontraron 136 facturas emitidas por 15 empresas que en total facturaron un millón 295 mil pesos.

En esta legislatura las facturaciones detectadas se concentraron principalmente en compras para gestión social.

Destacan facturas para la compra de material de construcción como grava, varilla y cemento; equipo deportivo: bats, cascos, guantes, pelotas y uniformes para béisbol; latas de atún y costales frijol y harina; sillas de ruedas, andaderas, bastones y muletas.

 

Al igual que el gobierno de Ordaz Coppel, la LXII legislatura también contrató a empresas de reciente creación que al paso de un par de años después de facturarle a la administración pública fueron disueltas.  De las 15 empresas detectadas en esta legislatura, seis empresas fueron cerradas entre finales de 2017 y mediados de 2018, después de facturarle al congreso estatal.